Claves para Conectar en LinkedIn y Sacarle el Máximo Jugo

Uno de los motivos que me llevan a pensar que el uso de LinkedIn empieza a entrar en una fase de madurez en España es que, cada vez más gente, se pregunta cuál debería ser su estrategia de conexión en la principal red social profesional que existe. ¿Cuantos más mejor? ¿Sólo conocidos? ¿Sólo nombres que me suenen? Lo cierto es que, aunque no existen reglas estrictas a este respecto, sí que existen claves para aprender a dominar el arte de contactar en LinkedIn ¿te gustaría conocerlas?

Si Tienes Muy, Muy Claro tu Objetivo en LinkedIn

Tu estrategia de conexión en LinkedIn debe estar inspirada por el objetivo que pretendes conseguir. Si tienes claro el objetivo, lo tienes fácil: la pregunta que debes hacerte antes de intentar conectar con alguien (o aceptar la invitación a conectar) es: ¿este contacto puede ayudarme a conseguir mi objetivo? Si la respuesta es sí, entonces, adelante. Aunque debes tener presente que por el hecho de que pueda ayudarte no quiere decir que esté dispuesto a hacerlo. Como decía un anuncio de finales de los 90, “la vida es dar y recibir”: deberás ganártelo.

Si no lo Tienes Tan Claro o Sencillamente Buscas Networking

LinkedIn es un ecosistema de relaciones profesionales. Ha sido concebido de manera natural para soportar el proceso de construción y desarrollo de redes de contactos (lo que los sajones llaman networking). Si no te has planteado directamente tu objetivo es, probablemente, porque tu expectativa de uso de LinkedIn sea ayudarte a hacer networking, y porque tengas identificado que tus posibilidades de desarrollo y proyección profesional dependan de la fortaleza de la red con la que cuentes. Y ese es, precisamente, el eje alrededor del cual se construye LinkedIn.

Características Clave de una Buena Red de Contactos

Puede parecer obvio que, si lo que quiero es construir la mejor red de contactos en la que me pueda apoyar para mi evolución profesional, la mejor red sea la que más miembros tiene. Pero, si lo piensas bien, te darás cuenta de que esto no es necesariamente así. Y te pondré un ejemplo: qué sería más interesante a priori, ¿contactar con 3 personas, cada una de las cuales tiene 3 contactos, o contactar con 1 persona que, a su vez, tiene 1,000 contactos? Parece claro que la situación más favorable es la segunda: porque no todos los contactos ofrecen la misma posibilidad de conexión. O, dicho de otro modo, porque no todos los contactos son de la misma calidad.

Pero no es únicamente la calidad del contacto la variable que determina el valor de una red. Pongamos por caso que tengo la posibilidad de contactar con dos personas distintas, a y b, y que ambas personas tienen exactamente los mismos tres contactos. Y por otro lado tengo a otras dos personas, c y d, cada una de las cuales tiene tres contactos, pero ninguno de ellos coinciden. Es decir: que a través de a y b puedo llegar a las mismas 3 personas, pero a través de c y d puedo llegar a 6 personas distintas. Todos los contactos, a, b, c y d tendrían la misma calidad (tal como se ha descrito en el párrafo anterior), pero resulta potencialmente más provechosa la conexión con c y d porque su diversidad es mayor.

En resumen ¿cuales son los atributos de una red potente? De momento, Calidad y Diversidad

Buscamos Calidad y Diversidad Pero ¿Sólo Eso?

Si calidad y diversidad fueran las dos únicas guías a seguir, nuestras energías de conexión deberían ir encaminadas a tratar de contactar en LinkedIn con las personas mejor relacionadas (calidad) en todos los posibles campos profesionales (diversidad). Pero falta un punto más a tener en cuenta: ¿de qué sirve tener a alguien como contacto si no puedo contar con él para que me ayude a resolver determinados problemas? Poniendo un ejemplo: de qué me serviría tener como contacto, pongamos al presidente del BBVA, si no me va a facilitar contactos para poder ofrecer mis productos dentro de su organización. O dicho de otro modo ¿de qué me sirve un contacto si no tengo relación con él?

Lo Que Importan Realmente Son la Relaciones

Si mi único propósito en LinkedIn es presumir de mi número de contactos, no voy a necesitar tener relaciones para contactar. Pero si lo que persigo es construir una red potente, los únicos contactos con los que voy a poder contar en realidad, son aquellos que, en un momento dado, pueden estar dispuestos a brindarme su ayuda. Y lo mismo sucede con ellos para conmigo.

Si Busco Desarrollar mi Red, la Pregunta que me Debo Hacer para Decidir si Conectar es…

¿Estaría dispuesto a brindar, en un momento dado, mi ayuda a esta persona con la que quiero contactar? Porque esa es la premisa bajo la cual los contactos de LinkedIn se convierten en relaciones útiles en tu red. Al final, se trata de un espacio de intercambio de energía. Intercambio que, por otro lado y para que funcione, ha de ser bidireccional.

Calidad y Diversidad de Auténticas Relaciones = Poderosa Red en LinkedIn

He visto a personas con tan sólo un puñado de relaciones de verdad (relaciones de intercambio de valor) de calidad y diversas que tienen una capacidad de resolución muchísimo mayor que otras que tienen una lista interminable de contactos de entre los cuales apenas puede recordar el nombre de la mitad de ellos. Yo tengo muy claro el modelo que quiero seguir ¿y tú?

[Nota | si no estás del todo convencido, echa un vistazo al título (<title>) de la página de inicio de LinkedIn cuando no estás logado…(LinkedIn | Relationships Matter)]