Cómo Conseguir que los Sites que Necesita tu Plan de Social Media Vean la Luz antes de lo Esperado

06 may 2011 por

Raro es el plan de social media que no requiere crear o remodelar algún activo web: que si un lavado de cara al site corporativo por aquí, que si un blog por allí, que si una página en facebook por allá… Y el caso es que el plan propiamente dicho no puede empezar hasta que esos nuevos activos web estén creados y en explotación.

Pues hete aquí que sé de algunos y muy buenos planes de social media que siguen acumulando polvo a la espera de ser aplicados, mientras los proyectos de diseño y programación de los activos web necesarios engordan y se retrasan casi sin remedio. Curioso. Sobre todo si tenemos en cuenta que cada vez es más sencillo encontrar empresas de diseñado y programadores web especializadas y solventes, y que los gestores de contenidos web actuales están maduros y cada vez requiere menos esfuerzo montar sites sobre ellos.

En un escenario en que la complejidad técnico-informática operativa es cada vez menor, la experiencia me dice que los principales problemas suceden en la esfera de la gestión. Y para hacer frente a esos problemas, estas son las estrategias que mejor me funcionan.

Investiga y “Apréndete de Memoria” a tu Cliente

No se trata de webs ni perfiles en redes sociales. Ni tampoco de ver cómo coloco los contenidos que tienen en su actual web en un diseño más moderno. Esto va realmente de entender quién es, qué tiene que contar y con quién y cómo se debe comunicar tu cliente. No entenderlo bien se traducirá en un plan defectuoso y en activos web en los que tu cliente no se reconoce.

Identifica Quiénes Son las Personas Clave en el Proyecto

Tu labor de venta no acabó en el momento en que decidieron contratarte. Debes vender de modo continuo el proyecto y asegurarte de que esa labor de persuasión llega a las personas clave que tienen crédito y capacidad de decisión dentro de la organización. Conoce bien el organigrama y ofrécete siempre para contar en primera persona los detalles de tu plan a quien sea preciso.

Conoce Bien a tu Equipo y Proveedores

Eres el director de orquesta: tienes la batuta. Debes conseguir que todos interpreten la misma pieza: tu plan. No conocer bien a tu equipo o no prestarles la debida atención reduce tu capacidad de anticiparte a imprevistos o interpretaciones erróneas.

Trabaja y Refuerza con Asiduidad tu Condición de Experto

Cuando se pusieron en tus manos todos tenían claro que el experto eras tú. Al fin y al cabo tú has diseñado el plan, lo has vendido y los que mandan te lo han comprado. Pero sucede que, cuando nos acercamos a los detalles, todo el mundo parece saber de estas cosas de la web y surgen las discrepancias. Es muy importante reforzar tu condición de experto en tales circunstancias. No diciendo que el experto eres tú, sino aportando las experiencias, los datos y los estudios sobre los que se asientan cada una de tus decisiones.

Busca la Oportunidad de Ganar Credibilidad cada Vez que Hables con el Cliente

Aprovecha cada posibilidad de contacto con el cliente para transmitir todos los detalles posibles sobre el proyecto. Transmite sensación de control. Evita la improvisación. Y sé siempre muy claro con las expectativas reales de evolución. Es clave para mantener tu credibilidad. Si la pierdes, tu cliente tendrá la sensación de ser el copiloto en un coche en el que el conductor no sabe lo que hace y su reacción natural será querer tomar el volante.

Nunca Cedas la Dirección/Toma de Decisiones Importantes a tu Cliente

No confundas el verdadero sentido de la frase: “El cliente siempre tiene la razón”. Es imposible ejecutar tu plan si dejas que el cliente decida qué hay que hacer. Por otro lado, el experto eres tú: te contrataron por eso ¿no?

En lugar de dar la razón sin fisuras a todo lo que plantea tu cliente, trabaja en defender ante todas las personas que sea necesario por qué las cosas son como las has planteado. De nuevo, trabaja tu credibilidad, tu condición de experto y defiende tu plan.

Define Claramente la Estrategia y Detállala lo Más Posible

No dejes lugar a la interpretación. Si tienes muy claro un determinado detalle de implementación no dejes de recogerlo y por escrito. Hacer las cosas dos veces porque no estaba claro lo que había que hacer es sinónimo de retrasos imprevistos.

Avanza al Máximo y Da Prioridad al Desarrollo de los Contenidos

La experiencia me dice que es cuando uno se enfrenta realmente a la definición detallada de lo que hay que comunicar cuando se descubren muchos de los detalles de la experiencia de usuario y el diseño gráfico necesarios para hacerlo. Avanza siempre los contenidos lo más posible. De otro modo corres el riesgo de tener que diseñar dos veces: una con los famosos “lorem ipsum” y otra cuando ya se sabe lo que hay que contar.

Cumple Todo lo que Prometes

Es fundamental para tu credibilidad y para evitar el nerviosismo en el cliente que le lleva a intentar dirigir el mismo el proyecto. Y un corolario mágico: underpromise, overdeliver. Los resultados favorables e inesperados, entre otros efectos, incrementan la fe que tu cliente deposita en ti.

Anticípate a las Desviaciones y Respeta los Plazos

Evita por todos los medios descubrir el día anterior a una entrega que vamos retrasados y que es imposible tenerlo. Anticípate varios días. La capacidad de anticipación ofrece sensación de control y refuerza tu credibilidad como gestor del proyecto.

Asegúrate de que Sabes Defender Hasta el Último Detalle

Eres el portavoz y defensor de todo el equipo. Muéstrate convencido y sin fisuras ante todos los recovecos del site que estás presentando. Si crees que hay algo que no eres capaz de defender, pide cambios hasta que estés convencido. Eres el capitán del barco: o lo llevas a puerto, o te hundes con él.

Desactiva las Filtraciones de Terceros no Expertos

Como decía antes, hoy día parece que todo el mundo sabe mucho de la comunicación y el marketing en Internet por el hecho de pasar mucho tiempo frente a la pantalla. O lo que es peor: todos tenemos un amigo, un primo, un conocido que sabe mucho y que dice que tal o cual cosa no está bien hecha. Permanece atento. Encara la situación con humildad por si tuviera razón, y si no trata de desactivar, lo antes posible, las opiniones de esos “expertos ocultos”, siempre desde tus experiencias, argumentos y datos.

Convence a Todos de que es Preferible Salir Ahora antes que Esperar a Tener el Site Prefecto

Tu plan solo puede empezar a funcionar si se pone en práctica. Y sólo se puede poner en práctica si tenemos todos los activos en explotación. Así que, busca por todos los medios identificar las funciones mínimas necesarias para salir y deja el resto para una segunda versión.

Al menos, estos son mis recetas ¿y las tuyas?

¿Te Gustó?, Entonces... ¡Comparte!

2 comentarios

  • maria dice:

    Muy buen artículo y muy buenas estrategias a seguir. realmente todos hemos tenido que lidiar con situaciones parecidas y en tu post aportas las claves a tener en cuenta para no salir mal parados de ellas, aunque a veces me pregunto por qué en la carrera no nos han dado también clases de psicología ;)

    Un saludo y muchas gracias por tu vinculación de “diseñadores frustrados”

  • Miguel Lucas dice:

    Hola María,
    Desde luego, “diseñadores frustrados” lo merecía. Saludos

Deja un comentario